jueves, 4 de noviembre de 2010

los vencimientos








vos no sabés lo que es

sentarse en la cama

barajar la penitencia

perder el pelo, las ganas, la vergüenza

correr sentado todos esos días



vos no tenés idea lo que es

tener la mano muda

este gran motor en pausa

acumulando años quietos

miedos privados

tener la certeza de una chica en la esquina de mi casa

esperando por mí

por lo que queda de mí

gritando mi nombre

poniendo al descubierto

el mapa de los días en los que fui otro

un soñador

un pelotudo

un vanguardista de mis cosas

un manojo inseguro de buenas intensiones

una bomba al dente

enfriándose por dentro



vos no sabés lo que es

darle charla a la cabeza

cabalgar río abajo

entre adoquines tuyos

que no me pertenecen

imaginar una secuencia

que nos ponga pateando para el mismo lado

parir las buenas nuevas

para contar a mis amigos

los colores de tus uñas

combinando ánimo y tristezas

vos nunca vas a saber

todo lo que perdí

lo que escribí y no ventilé

todas las noches oliendo la muerte

en cada gesto que te copiaban

por conciencia

o por error


no tuviste mejor idea

que jugar a la tempestad

de revolvernos un rato

repensarnos

rejodernos

de ver todos los restos

que la vida no termina por perder



elegir un corazón

hacerlo nuestra casa

decorarlo

darle vida

darle penas por vaciar

porque vos nunca vas a saber

de verdaderos dolores

hasta que me decida a golpearte

en el codo de tu tiempo

como un señor

de guantes blancos

con mucha clase

cometela

sin chistar


porque jugaste limpio y despacio

y hoy tu gruñido es un boomerang

un tiro rengo

una canción que no te podes despegar

como esa noche contando

mil camiones del CEAMSE

como esa noche jugando con fuego

el fuego reptando, comiendo, matando

haciéndote creer que seríamos eternos

un estornudo de chances

unas semanas sin problemas

más que la vida misma


y no

vos nunca vas a saber

todo esto

qué tan hondo

qué tan cierto

nunca vas a saber

por qué maté de un tiro a mis pasos

dónde ahogué tantos nombres

en qué esquinas me despedí para siempre

si bailo malambos

si beso despacio

si brillan mis noches


si pienso en vos

como cuando era un pobre tipo

esperando una buena paliza..



quizás es hora de que sepas

de que llevamos climas distintos

colecciones discontinuas

incontables horas en el bolsillo

para gastar en los ojos

de alguien más..





4 comentarios:

marie augustine. dijo...

genial o re zarpado, o algo así.


say no more.

en el eter dijo...

ese vos nunca vas a saber me suena indecible.
es tan cierto y tan ignorado.

en el eter dijo...

hola baterista, aquì hago mi aparaciòn !! =)

un tal león dijo...

soy el leon mas ilegal del mundo right now, te dejo +100 puntines, porque ya es obsceno lo capo que sos escribiendo enchastres sentimentales.